Logo Soy Fiel
Logo WikiAtlas
Logo WikiAtlas

Ramón Cano Figueroa

  1. Nombre: Ramón Editar
  2. Apellidos: Cano Figueroa Editar
  3. Lugar de nacimiento: Editar
  4. Nacionalidad: Mexicana Editar

Biografía [Editar]
  1. [Reportar contenido inapropiado]

Don Ramón Cano Figueroa  fue un socio activo del Club Atlas y un entrañable rojinegro que nunca ocultó su amor por La Academia.

Canito dejo su legado en Atlas con el grito de guerra “Mil veces arriba el Atlas”.

Además de la célebre frase de “Mil veces arriba el Atlas”,Don Ramón también hizo popular las frases “le voy al Atlas desde el vientre de
mi madre” y “le voy al Atlas aunque gane”.

Don Ramón Cano Figueroa es ahora un símbolo Rojinegro que será recordado a través de los gritos de la Fiel. 

  1. Historia de versiones

Don Ramón Cano, texto de Willy Sepúlveda [Editar]
  1. [Reportar contenido inapropiado]

"Don Ramón Cano Figueroa disoció su alma de este mundo una tarde de Octubre de 2011. Sus hijos y nietos coincidieron que su vida había sufrido más tristezas que alegrías, que partió y no logró hallar el verdadero sentido de la vida. Lo miraron por última vez y se extrañaron, detrás del sombrero café y el bigote cubierto de nieve encontraron una contradicción en sus ideas: una sonrisa. Se dice que poco antes de morir tomó sus mejores galas y apoyado del bastón salió de casa y subió a un taxi. “¿A dónde?” le preguntó el conductor. Con voz ronca y firme dijo “Lléveme a la Calzada Independencia”. Con cada calle recorrida se acrecentaba el revuelo en el corazón. No despegó ni un momento la mirada del ventanal izquierdo, con la confianza que las casas y edificios pronto dejarían de ocultarlo. En un abrir y cerrar de ojos lo encontró: El estadio Jalisco. Compró un lonche del Pesebre y se sentó en los escalones de la puerta 12 poco más de dos horas. Lo vieron llorando, riendo, entristeciéndose, alegrándose. Hay quien dice que ese día fue a decir adiós. Antes de emprender el camino de regreso, miró al cielo y extendiendo las manos dijo una frase que nadie olvidará jamás". 

[...]

"Poco antes de fallecer, don Ramón Cano Figueroa regresó a su casa y vio por el retrovisor del taxi al estadio Jalisco perderse en el olvido. Al llegar tomó asiento en su sofá, sonrió como deseó sonreír por el resto de su vida, y gritó con todo el corazón '¡Mil veces arriba el Atlas!'". 

Willy Sepúlveda, 2014. 

  1. Historia de versiones

Agregar un nuevo módulo